lunes, 20 de abril de 2015

REPRODUCCIÓN HUMANA



Nuestra mente y nuestro cuerpo son sexuados, y es en este último donde la sexualidad se asienta y apoya, de ahí la importancia de que lo conozcamos bien, de sentirnos bien con él, de conocer sus posibilidades reales.
Una de las características de la sexualidad, es que se desarrolla a lo largo de nuestra vida, de forma progresiva y evolutiva, desde el momento en que nacemos hasta que morimos. Así, en el proceso de nuestra vida comienzan a desarrollarse una serie de cambios en nuestro cuerpo, que hacen que el cuerpo del varón y la mujer adquieran notables diferencias.


CONOCE LOS APARATOS REPRODUCTORES MASCULINO Y FEMENINO.



Desde el punto de vista fisiológico, una persona alcanza la madurez sexual en la pubertad, que marca el comienzo de la etapa reproductiva en mujeres y hombres


¿ CÓMO TE QUEDAS EMBARAZADA?

El ciclo menstrual es el conjunto de cambios periódicos que suceden en el aparato reproductor femenino y cuya finalidad es preparar el organismo para la fecundación del óvulo. Se inicia a partir de los 10-14 años, momento denominado MENARQUÍA.  

A partir de ahora, ya puedes quedarte embarazada.

Hacia la mitad del ciclo (día 14), el óvulo sale del ovario (OVULACIÓN) hacia la Trompa de Falopio, en donde ocurrirá la FECUNDACIÓN, tras su unión con  un espermatozoide.
Al cabo de dos semanas de haber sido fecundado, el óvulo se implanta firmemente en el tejido uterino -endometrio- y se conecta con el aporte sanguíneo de su madre mediante una placenta y el cordón umbilical. En ese momento,comienzan los cambios hormonales en tu cuerpo y en tu cerebro. No tardarás en notar que tus senos se sensibilizan y tu cerebro se serena. Tus circuitos cerebrales se sedan. Estás soñolienta, sentirás necesidad de descansar y comer más de lo corriente. Tus centros cerebrales de la sed y el hambre se ponen en marcha por efecto del alza de las hormonas. Necesitarás producir el doble de tu volumen normal de sangre. 

Todo está dispuesto para que crezcan en ti los circuitos del amor.


"LA MATERNIDAD te cambia para toda la vida"


 me advirtió mi madre.



                                                      

TENÍA RAZÓN 



La maternidad te cambia porque transforma el cerebro de una mujer estructural, funcional y, en muchas formas, irreversiblemente.



Este cambio cerebral da origen a un cerebro motivado, siempre atento y decididamente protector, que obliga a la nueva madre a cambiar sus reacciones y prioridades en la vida. Se ligará con ese ser como no se ha ligado nunca con nadie.



 El suave olor de la cabeza de un niño despide feromonas que estimulan al cerebro femenino para que produzca la poderosa poción del amor -la oxitocina- , que a su vez origina una reacción química que induce al deseo de bebé.



Sin proponértelo no querrás comer nada que cause daño a tu frágil feto durante los primeros tres meses de embarazo. Por eso tu cerebro es sumamente sensible a los olores, una sensibilidad que te provoca náuseas la mayor parte del tiempo. Puedes llegar incluso al punto de vomitar todas las mañanas o, por lo menos, sentir que desearías hacerlo, solo porque tus circuitos cerebrales del olor han cambiado totalmente por obra de las hormonas de la preñez.

Al cuarto mes, tu cerebro se ha habituado a los enormes cambios hormonales, puedes comer normal e, incluso, vorazmente.


Tu cerebro, conforme van pasando los meses, va cambiando y ampliando los circuitos del olfato, la sed y el hambre, frenando las células pulsantes del hipotálamo que habitualmente disparan el ciclo menstrual. Todos esos cambios son señales cerebrales de que algo o alguien ha invadido tu sistema.

La progesterona sube de diez a cien veces su nivel normal entre el segundo y el cuarto mes de embarazo y el cerebro queda inundado con esta hormona cuyos efectos sedantes son similares a los del Valium.

El efecto tranquilizante de la progesterona y el aumento del estrógeno ayudan a protegerte contra las hormonas del estrés durante el embarazo (el feto y la placenta, producen grandes cantidades de cortisol , de modo que inundan el cuerpo y el cerebro de la madre. Sorprendentemente, estas hormonas no conducen a la madre a sentimientos de estrés durante el embarazo, sino que hace que la embarazada vigile su seguridad ,nutrición y entorno


FINALMENTE llega el día. Rompes aguas y el líquido amniótico baja a chorros por tus piernas. Tu cerebro se prepara para el parto mediante una cascada de oxitocina.
Impulsado por señales que parten del feto, el nivel de progesterona de una mujer embarazada desciende de repente y la oxitocina inunda tu cerebro y cuerpo, haciendo que el útero empiece a contraerse.

A medida que la cabeza del bebé pasa a través del canal del parto, se disparan más aportaciones de oxitocina en el cerebro, activando nuevos receptores y creando cientos de nuevas conexiones entre las neuronas. El resultado en el parto puede ser la euforia inducida por la oxitocina y la dopamina, así como los sentidos hondamente incrementados del oído, tacto, vista y olfato.

El misterio del MICROQUIMERISMO FETAL. El País 2015

TU VIDA Y TU CEREBRO HAN CAMBIADO PARA SIEMPRE.




¿y el cerebro de papá, también sufre cambios?   Los futuros papás experimentan cambios hormonales y cerebrales que, a grandes rasgos, se parecen a los de sus parejas embarazadas.
En las semanas anteriores al parto, los padres tienen una subida del 20% en su nivel de prolactina, la hormona de la cría y la lactancia. Al mismo tiempo, su nivel de hormona del estrés -el cortisol- se dobla, aumentando la sensibilidad y la alerta.

 En las primeras semanas posteriores al parto, la testosterona de los varones desciende un tercio, mientras su nivel de estrógeno aumenta más de lo corriente. 



Estos cambios hormonales permiten a sus cerebros vincularse emocionalmente con sus indefensos pequeñuelos.
 Los niveles inferiores de testosterona en los hombres hacen disminuir también su impulso sexual durante esa temporada. La testosterona reprime la conducta maternal tanto en las mujeres como en los varones. Según creen los científicos, puede ser que las feromonas producidas por una mujer embarazada causen tales cambios neuroquímicos en su pareja, preparándole para ser un padre solícito y amoroso con su bebé.


¿DESEO SEXUAL POR FEROMONAS?. Efecto McClintok o "regulación social" de la ovulación
Bárbara McClintok, Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1983.La importancia del estudio realizado por Barbara McClintock ayudó a que una importante parte del mundo científico aceptara la existencia de las feromonas en los seres humanos, algo que hasta entonces se creía que solo existía en los animales, aunque actualmente aun no se sabe con certeza cómo se producen o qué glándulas son las encargadas de producirlas


Con un poco de HUMOR


En ASTURIAS en 2013 nacieron 6.671 bebés, en el año 1975 nacieron 17.439ASTURIAS TIENE LA PEOR TASA DE FERTILIDAD DE LA UNIÓN EUROPEA




PERO...
 si aún no es el momento de tener un hijo...

  MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS


 Los alumnos de 4ºD NOS EXPLICAN  todas las dudas al respecto:                               cómo se usan, cuál es su eficacia y cuál es su preferido. 



                                                                 

                          PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO






España es el país de Europa en el que más aumenta el número de abortos.10/06/2013

Mientras en España se ha triplicado prácticamente el número de abortos en los últimos veinte años, en el conjunto de los países europeos se ha reducido paulatinamente más de la mitad.  

España se ha convertido en el tercer país con el mayor número de este tipo de prácticas quirúrgicas




YA NO HAY MIEDO AL SIDA: "BIENVENIDAS" LAS ETS
Actualizado: 13/04/2015


   A finales de la década de los 90  se apreciaba cómo la incidencia de todas las ETS disminuía a pasos agigantados.  En los noventa, el uso del condón era casi un acto reflejo en las relaciones sexuales. Hoy ese miedo ha desaparecido. Eso, junto al aumento de parejas sexuales y al desconocimiento de las formas de contagio de algunas enfermedades, ha provocado que las enfermedades de transmisión sexual (ETS) estén en aumento desbocado.
La SÍFILIS, que era una enfermedad casi desaparecida, vuelve con fuerza: 
En el 2001 se produjeron en España apenas 700 casos 
En el 2013 se produjeron en España 3.120 casos 
Tan solo en el año siguiente a la libre dispensación de la píldora del día después (septiembre de 2009), los casos de sífilis aumentaron un 13% en ese año.

La GONORREA se ha duplicado en los últimos diez años con la dificultad añadida de la resistencia que ha adquirido el gonococo a los antibióticos lo que complica el tratamiento.

Los nuevos casos de SIDA se encuentran en su mínimo histórico, no obstante, la tasa de positivos por VIH entre jóvenes de 13 a 20 años ha pasado del 1,8%  en 2004, al 9,7% en 2009 
En total, se calcula que en España hay entre 130.000 y 160.000 personas con VIH


GRÁFICO sobre la evolución del VIH en España . AÑO 2013 










GRÁFICO sobre la evolución del VIH en España. AÑO 2014
 






  






En Asturias, los casos de CLAMIDIAS entre jóvenes de 14 y 15 años se han incrementado más de un 4%

Estos incrementos en enfermedades de transmisión sexual se están dando en dos grupos: homosexuales y adolescentes de entre 15 y 25 años.

Muchos de los medios que se han tomado en los últimos años han facilitado el sexo entre adolescentes, pero no se ha incrementado la educación sexual y las jóvenes han perdido el miedo a quedarse embarazadas y se olvidan de la peligrosidad de las enfermedades venéreas.

 Los adolescentes españoles tienen su primera relación sexual a los 18,2 años (cinco años antes que sus abuelos). Un 16 por ciento han tenido su primera relación sexual completa antes de los 16 años. Además,
un 13 por ciento de los adolescentes no usan ningún método anticonceptivo.

Médicos del San Agustin, detectan un repunte de las ETS en jóvenes. 02-08-2015


VISUALIZA el siguiente documental sobre las ETS. Haz un resumen de las enfermedades que se nombran en el vídeo.







miércoles, 8 de abril de 2015

ADOLESCENCIA: EL DESPERTAR DE LA SEXUALIDAD


 La adolescencia es un período en el desarrollo biológico, psicológico, sexual y social inmediatamente posterior a la niñez y que comienza con la pubertad (sobre los 10 /11 años hasta los 19/20 años-varía en cada individuo). Durante este tiempo se originan cambios significativos en nuestro cuerpo y personalidad. Tomamos nuestras primeras decisiones importantes y nos rebelamos ante aquello en lo que no estamos de acuerdo.
Según como sea nuestro entorno, esta etapa puede convertirse en un sueño o en una pesadilla, con tesoros o conflictos que arrastraremos a lo largo de nuestra vida.


¿REALMENTE SOMOS DIFERENTES?


Entre los tres y cuatro años descubrimos que las personas de uno y otro sexo tienen cuerpos diferentes y que el ser niña o niño no depende de otra cosa más que del sexo al que se pertenece.


Los científicos han documentado una sorprendente colección de diferencias cerebrales estructurales, químicas, genéticas, hormonales y funcionales entre mujeres y varones.

En los centros del cerebro para el lenguaje y el oído, las mujeres tienen un 11% más de neuronas que los hombres. El eje principal de la formación de las emociones y la memoria - el hipocampo- es también mayor en el cerebro femenino, igual que los circuitos cerebrales para el lenguaje y la observación de las emociones de los demás. Esto significa que las mujeres, por término medio, expresan mejor las emociones y recuerdan mejor los detalles de acontecimientos emocionales. Los hombres, en cambio, tienen dos veces y media más espacio cerebral dedicado al impulso sexual, igual que centros cerebrales más desarrollados para la acción y la agresividad.
Estas variaciones estructurales básicas podrían explicar diferencias de percepción.



NO EXISTE UN CEREBRO UNISEX : las chicas nacen dotadas de circuitos de chicas y los chicos nacen dotados de circuitos de chicos. Cuando nacen, sus cerebros son diferentes, y son éstos los que dirigen sus impulsos, sus valores y su misma realidad (los nervios van desde nuestros órganos de los sentidos directamente hasta el cerebro, que es el que interpreta).

La mayor parte del desarrollo cerebral que determina los circuitos específicos de su sexo acontece durante las primeras 18 semanas del embarazo. Hasta que tiene 8 semanas, todo cerebro fetal parece femenino (la naturaleza efectúa la determinación del género femenino por defecto).

En la octava semana se registrará un enorme flujo de testosterona que convertirá ese cerebro unisex en masculino . Si no se produce la llegada de la testosterona, el cerebro femenino continúa creciendo sin perturbaciones. Las células del cerebro del feto de la niña desarrollarán más conexiones en los centros de comunicación y las áreas que procesan la emoción.

Este proceso define nuestro destino biológico congénito, dando color al cristal a través del cual miramos el mundo y nos comprometemos con él.

El cerebro del muchacho formado por la testosterona no busca la relación social de la misma forma que el cerebro de la muchacha. En realidad, aquellos trastornos que privan a la gente de captar los matices sociales - llamados trastornos del espectro de autismo y síndrome de Asperger- son ocho veces más frecuentes entre los chicos.

La educación de género y la biología(genes y hormonas sexuales) colaboran para hacernos lo que somos.             El cerebro no es nada más que una máquina de aprender dotada de talento. No hay nada que esté absolutamente fijado. La biología afecta poderosamente, pero podemos  usar nuestra inteligencia y voluntad para cambiar, cuando resulte necesario, los efectos de las hormonas sexuales en la estructura cerebral, en el comportamiento, la realidad, la creatividad y el destino.


Cuando el estrógeno se eleva, el cerebro de una adolescente
es impulsado a fabricar todavía más oxitocina
 y reforzar sus lazos sociales.
El cerebro de la adolescente
 La creciente marea de estrógeno y progesterona empieza a alimentar a muchos circuitos del cerebro de la adolescente que se  crearon durante la vida fetal.

La marea alta y baja del estrógeno durante el ciclo menstrual cambia su sensibilidad ante el estrés psicológico y social de una semana a otra.
 Durante las dos primeras semanas del ciclo, cuando el estrógeno es elevado, la muchacha está más inclinada a sentirse socialmente interesada y relajada en el trato con los demás.
 En las dos últimas semanas del ciclo, cuando la progesterona es elevada y el estrógeno ha bajado, es más probable que reacciones con irritabilidad creciente, y querrá que la dejen tranquila.

Durante los años de la adolescencia es cuando la oleada de estrógeno en los cerebros de las muchachas activará la oxitocina y los circuitos cerebrales que son sexualmente específicos de la mujer, sobre todo los correspondientes al habla, el flirteo y los tratos sociales.


Llamémoslo AMOR      
La verdad es que somos mucho más predecibles de lo que pensamos.
 Las lecciones que aprendieron  los hombres y mujeres primitivos están hondamente codificadas en nuestros modernos cerebros como circuitos neurológicos del amor. Están presentes desde el momento en que nacemos, y en la pubertad se activan por obra de cócteles de sustancias neuroquímicas.

El sistema es hábil. Nuestros cerebros identifican una pareja potencial y, si se ajusta a nuestra lista ancestral de deseos, conseguimos un aporte de sustancias químicas que nos inundan con un impulso de atracción enfocada como un láser. Llamémoslo amor o encaprichamiento: se han abierto las puertas al programa cerebral de cortejo-emparejamiento-procreación.


¿Y a primera vista, en qué se fijan los chicos? 

Durante millones de años, el circuito del cerebro varón ha evolucionado para fijarse en mujeres que den rápidas señales visuales de fertilidad. La edad, desde luego, es un factor importante; la salud es otro. El alto nivel de actividad, el porte juvenil, los rasgos físicos simétricos,figuras curvilíneas, la piel suave, el cabello brillante y los labios abombados por el estrógeno son signos fácilmente observables de la edad, la fertilidad y la salud. Por tanto, no es raro que las mujeres busquen los efectos moldeadores de las inyecciones de colágeno y el tratamiento antiarrugas que proporciona el bótox.


¿y la mujer, de quién se enamora?     

Mientras un hombre puede dejar embarazada a una mujer con una sola relación y marcharse, la mujer se queda con nueve meses de embarazo, los peligros del parto, meses de lactancia y la desafiante tarea de esforzarse por asegurar la supervivencia del bebé. Las antepasadas que se enfrentaron con estos desafíos a solas probablemente tuvieron menos éxito en la propagación de sus genes , En consecuencia, la apuesta más segura para las mujeres evolucionó en esa dirección:  emparejarse a largo plazo con varones que permanezcan a su lado, las protejan a ellas y a los niños y mejoren su acceso a los alimentos, el techo y otros recursos.

 Como resultado, el cerebro femenino típico no está tan dispuesto como el del hombre para dejarse avasallar por el capricho o la mera excitación sexual. Las mujeres son más precavidas que los varones en las semanas y meses iniciales de una relación. Al llegar a la edad adulta, las mujeres han afinado su capacidad de leer los matices emotivos en el tono de voz, la manera de mirar y las expresiones faciales para evitar ser seducidas por hombres que luego las abandonen.

Los estudios y las imágenes cerebrales en mujeres enamoradas muestran mayor actividad en muchas más áreas, mientras que los hombres enamorados muestran más actividad en áreas de procesamiento visual de alto nivel. Esto puede explicar también por qué los hombres tienden a enamorarse "a primera vista" más fácilmente que las mujeres.

 EL ENAMORAMIENTO ES UNA MANERA NATURAL DE "COLOCARSE"

Enamorarse es una de las conductas o estados cerebrales más irracionales que cabe imaginar, tanto entre los hombres como entre las mujeres. El cerebro se vuelve "ilógico", ciego a las deficiencias del amante. Es un estado involuntario.

Los circuitos del enamoramiento son primariamente un sistema de motivación que es diferente del área cerebral del impulso sexual, pero tiene superposiciones con la misma.

Los circuitos cerebrales que se activan cuando estamos enamorados igualan a los del drogadicto que ansía desesperadamente la siguiente dosis. El amor romántico es una manera natural de "colocarse". Los síntomas clásicos del amor temprano son similares a los de los efectos iniciales de drogas como anfetaminas, cocaína y opiáceos. Estos narcóticos disparan el circuito cerebral de la recompensa, causando descargas químicas y efectos similares a los del romance.


El estado cerebral del amor apasionado dura más o menos de seis a ocho meses. Es un estado tan intenso que el interés, el bienestar y la supervivencia de la persona amada se hacen tan importantes o más que los propios.

Durante las épocas de separación física, cuando tocar o acariciar es imposible, puede crearse una ansiedad, casi hambre por la persona amada.El cerebro se encuentra en un estado como el de abstinencia de las drogas.

Cuando los investigadores del University College de Londres, escanearon los cerebros de personas que llevaban un promedio de dos o tres años de relación amorosa, encontraron que, en vez de los circuitos cerebrales productores de dopamina, propios del amor apasionado, se iluminaban otras áreas cerebrales más relacionadas con el juicio crítico.

Desde una perspectiva práctica, el viraje desde el amor apasionado a un pacífico lazo de pareja tiene una explicación sensata. En definitiva, el cuidado de los niños sería casi imposible si los dos continuasen centrándose exclusivamente en el otro.

El descenso del extremado entusiasmo amoroso y la intensidad sexual parece hecho a la medida para promocionar la supervivencia de nuestros genes. No es un signo de enfriamiento del amor, sino de su evolución hacia una fase nueva, más sostenible a largo plazo, con vínculos creados por dos neurohormonas, la vasopresina y la oxitocina (el cerebro masculino emplea la vasopresina para la vinculación social y parental, mientras el femenino usa la oxitocina y el estrógeno).

La relación sexual libera grandes cantidades de oxitocina en el cerebro de la mujer y de vasopresina en el del hombre. Estas dos neurohormonas, a su vez, aumentan los niveles de dopamina en el cerebro - el ingrediente del placer-, ( la cual hace que los ratones queden locos de amor el uno por el otro).


Tanto en hombres como en mujeres, la oxitocina causa relajación, vinculación y contento mutuo.  La oxitocina se mantiene por la proximidad y el contacto. Las parejas pueden no darse cuenta de cuánto dependen de la presencia física de ambos hasta que están separados por un tiempo; la oxitocina de sus cerebros les hace volver siempre uno al otro para el placer y la serenidad.(por cierto, los hombres necesitan el contacto físico dos o tres veces más a menudo que las chicas para mantener el mismo nivel de oxitocina)

Un mundo en evolución gracias al AMOR. Gerald Hüther. Ese sentimiento se convierte realmente en amor "cuando los dos hacen todo lo posible para ayudar al otro a crecer y a ser libres".


COMBUSTIBLE PARA EL AMOR  
  
En el cerebro masculino los centros relacionados con el sexo son el doble de grandes que las estructuras correspondientes del cerebro femenino. En lo tocante al cerebro, el tamaño crea una diferencia en la forma en que hombres y mujeres piensan, reaccionan y viven el sexo.

El disparador del deseo sexual para ambos sexos es la testosterona. Los hombres la producen en los testículos y las glándulas adrenales; las mujeres, en los ovarios y en las adrenales. Tanto en unos como en otras,
la testosterona es el combustible químico que pone en marcha la máquina sexual del cerebro.
 Cuando hay bastante combustible, la testosterona despierta al hipotálamo, enciende sentimientos eróticos, despierta fantasías sexuales y sensaciones físicas en las zonas erógenas. El proceso funciona del mismo modo en hombres que en mujeres, pero existe una gran diferencia entre los sexos: Como promedio, los hombres tienen de diez a cien veces más testosterona que las mujeres.

Entre los 8 y 14 años, el nivel de estrógeno de una chica aumenta de diez a veinte veces, pero el de su testosterona sólo crece alrededor de cinco veces.
El nivel de testosterona de un muchacho aumenta veinticinco veces entre los 9 y los 15 años. Con este poderoso combustible sexual extra, es característico en los muchachos vivir el impulso sexual tres veces más que las jóvenes de la misma edad, diferencia que durará toda la vida.





HABLANDO DE SEXO CON LOS ALUMNOS DE 4ºD


GRACIAS CHICOS, POR TENER LA VALENTÍA DE DECIRNOS A TODOS,  LO QUE PENSÁIS SOBRE UN TEMA QUE PARA LOS MÁS IGNORANTES, SIGUE SIENDO TABÚ

PREGUNTAS a las que contestaron:  ¿qué es el sexo para tí?; ¿dónde oíste hablar de sexo por primera vez?; ¿Hablas de sexo con tus padres?; ¿A qué edad y cómo crees que debe ser la primera vez?; ¿Ven pornografía los adolescentes?;  ¿Cuál es el prototipo de chica y de chico ideal






Los padres se olvidan de su propia experiencia cuando se sienten angustiados ante el primer amor de sus hijos. La comunicación y el respeto por la intimidad es la única vía para evitar traumas. Para seguir leyendo... El despertar sexual adolescente



CONSEJOS DE UN ADOLESCENTE A SUS PADRES






LA ADOLESCENCIA, ¿un problema, o el motor de nuestra evolución?




PARA MÁS IMFORMACIÓN:

Cuando los signos de maduración sexual se presentan antes de los ocho años en niñas , y de los nueve en niños, estamos hablando de PUBERTAD PRECOZ.
                                                                
Para saber más sobre la OXITOCINA (también llamada hormona del amor)
EL GEN DE LA INFIDELIDAD MASCULINA
EL ORIGEN BIOLÓGICO DE LA HOMOSEXUALIDAD

"Cuanto más conozco a las personas más quiero a mi perro" este sentimiento se repite en un sinfín de obras artísticas y se condensa en esa frase.  Un equipo de científicos ha iluminado este proceso de enamoramiento entre los perros y sus dueños: RETROALIMENTAN SU FELICIDAD MIRÁNDOSE A LOS OJOS. Midieron la cantidad de la "hormona del amor" la OXITOCINA. Cuanto más se miraban a los ojos los perros y sus dueños, más oxitocina producían sus cerebros. 

Los resultados respaldan la existencia de un bucle de oxitocina que se autoperpetúa en la relación entre humanos y perros, de una manera similar a como ocurre con una madre humana y su hijo  Léelo en la Revista Científica SCIENCE